Kittyhawk

Kittyhawk Henderson

Kittyhawk Henderson (she/her/ella)
Lead Program Staff / Personal líder del programa
fgrs@jlc.bet

Kittyhawk hails from the oak savannah and redwood forests of the East San Francisco Bay area, where she grew up with her five younger siblings and parents. Her nature connection journey began in 5th grade when she went to a week long outdoor school and witnessed first-hand the effects that nature connection had on her own self-confidence and sense of belonging. She didn’t know it then, but she would be chasing that feeling of aliveness that she felt during that week all throughout her schooling career. During her first year of high school, she rediscovered her deep compassion for animals and started her vegan journey. She started volunteering at the Lindsey Wildlife Museum in high school, where she learned about, taught and cared for California native wildlife. Eventually, she found her way to the Santa Barbara region in 2014 to get her Environmental Studies degree at UCSB. She started her WYP journey with volunteering in 2016, after discovering that sense of aliveness she’d been chasing was not only attainable, but sustainable through WYP’s active practice of nature connection. She became a full-time staff member when she graduated in 2018, and has been working on bringing that same sense of aliveness to kids and teens ever since. She is a performing movement artist specializing in aerial silks, multi-prop fire dancing, and character role play; and comes most alive when she combines her movement art with wild nature adventures. One of her favorite things to do at WYP is weaving interactive storytelling, innovative gameplay, and mind-puzzle trickery into WYP programs and camps.

Kittyhawk es oriunda de la sabana de robles y los bosques de secuoyas del área este de la bahía de San Francisco, donde creció con sus cinco hermanos menores y sus padres. Su viaje de conexión con la naturaleza comenzó en quinto grado cuando asistió a una escuela al aire libre de una semana y fue testigo de primera mano de los efectos que la conexión con la naturaleza tenía en su propia confianza en sí misma y sentido de pertenencia. Ella no lo sabía entonces, pero estaría persiguiendo esa sensación de vitalidad que sintió durante esa semana durante toda su carrera escolar. Durante su primer año de secundaria, redescubrió su profunda compasión por los animales y comenzó su viaje vegano. Comenzó a trabajar como voluntaria en el Museo de Vida Silvestre de Lindsey en la escuela secundaria, donde aprendió, enseñó y cuidó de la vida silvestre nativa de California. Finalmente, encontró su camino a la región de Santa Bárbara en 2014 para obtener su título de Estudios Ambientales en UCSB. Comenzó su viaje de WYP con el voluntariado en 2016, después de descubrir que la sensación de vitalidad que había estado persiguiendo no solo era alcanzable, sino sostenible a través de la práctica activa de WYP de conexión con la naturaleza. Se convirtió en miembro del personal a tiempo completo cuando se graduó en 2018 y desde entonces ha estado trabajando para brindar esa misma sensación de vitalidad a los niños y adolescentes. Es una artista de movimientos escénicos que se especializa en sedas aéreas, danza con fuego con múltiples accesorios y juego de roles de personajes; y cobra más vida cuando combina su arte en movimiento con aventuras en la naturaleza salvaje. Una de sus cosas favoritas para hacer en WYP es tejer narraciones interactivas, jugabilidad innovadora y trucos de rompecabezas mentales en los programas y campamentos de WYP.